Archivo del sitio

Richey James Edwards: Desaparecido a los 27

El grupo Manic Street Preachers fue conocido por sus letras inteligentes y habitualmente políticas o por su concierto en Cuba organizado por el mismísimo Fidel Castro.

Si había un integrante del grupo que “daba la nota” era Richey James Edwards, el encargado de las letras y del diseño gráfico de los discos. A pesar de que no se le daba bien tocar la guitarra, fue incluido como guitarrista en el grupo, y en los conciertos simulaba tocar la guitarra.1327202559806_f

Richey fue nombrado portavoz del grupo, y pronto se haría un hueco por sus letras tan profundas sacadas de una personalidad, ya de por si, atormentada.

Richey nació en 1967, y desde el colegio sufrió distintas depresiones a lo largo de su vida. Sufría tendencia a la auto mutilación, porque según el, le hacia sentir mejor. Se apagaba cigarrillos en la piel y se hacia cortes:

Cuando me corto me siento mucho mejor. Todas las pequeñas cosas que pudieron haber estado fastidiándome repentinamente parecen tan triviales porque me estoy concentrando en el dolor. No soy una persona que pueda chillar y gritar, por eso éste es mi único escape”

En una entrevista para la revista NME, el periodista cuestionó la autenticidad de la banda y sus valores. Edwards le respondió tallando en su antebrazo las palabras “4 real” con una cuchilla de afeitar que llevaba. Esa respuesta en la piel le acabó llevando al hospital y recibiendo diecisiete puntos de sutura.

Anoréxico, alcohólico, depresivo y con tendencia a la auto mutilación. Con solo 27 años de edad, Richey era una bomba de relojería que no tardaría en explotar, como finalmente lo hizo. El 1 de febrero de 1995, Richey salia del Hotel London Embassy a las 7 de la mañana, para no volver a aparecer nunca mas.

El letrista tendría que volar a Estados Unidos para realizar una gira promocional para el nuevo disco del grupo. Catorce días después, su coche, un Vauxhall Cavallier, apareció abandonado y con unas cuantas multas en Cardiff, cerca del puente Severn, un lugar celebre por la cantidad de suicidas que acudían allí para quitarse la vida.

L519HKX-625881236

Vauxhall cavallier del guitarrista abandonado

Las primeras hipótesis apuntaban a que Richey se acabó suicidándose. Pero el misterio aumenta al descubrir que los días previos a su desaparición, Richey, sacó 200 libras de su cuenta durante dos semanas, hasta hacer un total de 2800 libras. Al abandonar el hotel, no solo pago toda su estancia, también dejo una enigmática nota de despedida que decía “te quiero”. ¿Porque sacó ese dinero? ¿Planeo escaparse o fue víctima de un chantaje?

En las dos semanas que siguieron, fue aparentemente avistado en la oficina de pasaportes y la estación de autobuses de Newport. El 7 de febrero, un taxista de Newport supuestamente recogió a Edwards del King’s Hotel en Newport y lo condujo hacia los valles, incluyendo Blackwood (lugar de origen de Edwards). El pasajero se bajó del taxi en la estación de servicio Severn View y pagó la tarifa de 68 libras en efectivo.

Varios testigos presenciales aseguran haberlo visto en distintos lugares del mundo como la India o en las Islas Canarias.

En el primer concierto sin Edwards en Estados Unidos, pusieron un micrófono en el escenario, con la esperanza de que apareciera entre el publico. Pero nunca apareció, su familia lo dio por “presuntamente muerto” en el año 2008. A lo largo de todos estos años en los que ha estado desaparecido, los Manics no solo han actuado como un trío sin meter a un sustituto en el grupo, también han guardado una cuarta parte de los ingresos por si algún día Richey regresa con ellos, algo de de momento, no parece que vaya a suceder nunca.

Fuente: Wikipedia