Archivos Mensuales: abril 2015

Una temporada de relax para el blog

puertaabiertaDespués de tanto tiempo, es hora de despedirse. No definitivamente. Esto no es un adiós, es un hasta luego. Debido a mi ajetreada agenda que tengo últimamente, no voy a poder escribir en el blog hasta bien entrado el verano.

Lo cierto es que en el transcurso del año, he tenido el blog prácticamente en stand-by, pero intentaré que el año que viene haya mas entradas interesantes.

Las leyendas urbanas son mi pasión, y me gusta investigarlas todo lo posible. Por ejemplo, para escribir acerca de la leyenda de la Autoestopista Fantasma me tire casi dos meses investigando. Pero el resultado no me convenció del todo. En principio era porque la historia esta tan manida, que no me atrajo lo suficiente.

En cambio con el tema new age de la religión de los dioses olímpicos fue muy diferente. Me parecía fascinante la idea y le saqué bastante provecho. Puede que haya mas entradas como esa en un futuro.

Para finalizar, me gustaría aportar un dato curioso. La entrada mas visitada de mi blog (durante dos años consecutivos), es la de Holocausto Caníbal, ya que las palabras que mas se indexan en los buscadores son “muertes reales”. No me ha hecho especial ilusión este dato, ya que significa que todo el target de mi blog acude por simple morbo. Pero eso no significa que no vaya a haber mas entradas relacionadas con el tema.

Espero que os haya gustado mi blog, y dejo una imagen con una puerta abierta en señal de que volveré, pero no como ET, o en forma de chapa, volveré de verdad con mas misterios sin resolver, o ya resueltos.

 

Palomas y arroz: otra leyenda explosiva

4527974469_3d790833e4_oSeguro que has oído hablar de este mito en mas de una ocasión. En una boda es habitual que la gente comente que no se puede tirar arroz a la calle por distintos motivos, hasta que aparece el iluminado del grupo y dice que las palomas pueden estallar al comer arroz.

El mito original proviene de los años 80, concretamente de Estados Unidos (la cuna de las leyendas urbanas mas populares). En 1985 en en estado de Connecticut, a un político llamado Mae S. Schmidle, se le ocurrió promulgar una ley que prohibiera lanzar arroz en las ceremonias nupciales bajo multa de 50 dólares. Para la prohibición se le ocurrió un motivo muy particular, que ha estado alimentando el mito durante años. Afirmaba que el arroz sin cocinar se expandía con la humedad del estomago de las aves y que al hacerlo sus pequeños vientres se hinchaba hasta matarlas, y hasta algunos de sus órganos digestivos estallaban.

La leyenda se hizo mas popular gracias a la columna de un periódico en 1988, y por si eso fuera poco, la cultura popular también ha puesto su granito de arena (o de arroz) en avivar este mito. Por supuesto, todo esto es completamente falso. Las palomas, al igual que muchas aves, son granívoras, y su base alimenticia consiste en muchos tipos de semillas, incluido el arroz. En el año 2002, un biólogo de la Universidad de Kentucky llamado Jim Krupa decidió realizar un estudio junto con sus alumnos sobre este mito.

Comenzaron experimentando con la expansión de varios granos que comen comúnmente las aves, para ver qué 15198833903_45d0de5a48_nsituaciones podía controlar el organismo de las aves. Lo que descubrieron fue que, de hecho, las típicas semillas de las aves como el alpiste se expanden más que el arroz, con una expansión del 40% comparado al 33% del arroz. Sin embargo, un tipo de arroz mostró una notable expansión: el arroz instantáneo. El arroz instantáneo integral se expandió a un 240% de su volumen original y el arroz instantáneo blanco a un 270%. Nadie tira arroz instantáneo en las bodas, ya que este es mas caro que el arroz normal. Pero Krupa decidió llevar el experimento al siguiente nivel. Decidió alimentar a un grupo de 60 palomas solo con agua y arroz instantaneo durante 12 horas, en una estancia donde las palomas eran estrictamente vigiladas, para detectar sus niveles de estrés.

Los resultados del experimento fueron decepcionantes. No había ni sangre, ni vísceras, ni cuerpos de palomas muertas envenenadas por el arroz. Las palomas estaba bien, además, asegura Krupa, estas palomas se volvieron adictas al arroz instantáneo. El hecho científico por el que no explotaron se debe a que las palomas trituran las semillas, nunca se comen granos de arroz enteros. Y aunque lo hicieran, los mecanismos de digestión que tienen las aves, no da tiempo a dejar que las semillas se expandan. Además de que las aves comen también arena o pequeñas piedras, para triturar el alimento en el interior de sus mollejas. Y así es como una propuesta de ley para mantener las calles de una ciudad limpias acaba transformándose en una leyenda urbana global. Por supuesto, el hecho por el que no deberíamos tirar arroz a la calle se debe mas bien a cuestiones cívicas y de limpieza que a cuestiones de salud ornitológica. Si alguien se opone a esta entrada, que escriba un comentario ahora, o calle para siempre.

Fuente: todayifoundout.com

photo credit: 004 via photopin (license)

photo credit: Confused Pigeons via photopin (license)