Archivos Mensuales: enero 2014

Cocodrilos en las alcantarillas de Nueva York

Nueva York es una de las ciudades mas pobladas de Estados Unidos, con un montón de habitantes de distintas nacionalidades y culturas del mundo, que la convierten en un caldo de cultivo para muchas historias y leyendas. Una de las mas populares quizás sea la de los cocodrilos de las alcantarillas de Nueva York.

clapham-sewer_2286155k1

Antes de continuar con la historia, hay que destacar que el sistema de alcantarillado de la ciudad es enorme con miles de kilómetros de longitud, tiene mas de doscientos años y en algunos lugares se puede circular con camiones (si han visto la película de Die Hard 2 sabrán de que les hablo), por lo que es normal que existan historias como esta, ya que las alcantarillas de esta ciudad son como el famoso laberinto del minotauro.

La leyenda tiene muchas versiones, y se ha ido deformando y moldeando con los años, adaptando se incluso a los tiempos modernos con cocodrilos mutantes y todo.

gator20n-9-web

La historia comienza a forjarse en el siglo XX, entre la década de 1920 y los años 30, en plena ley seca, con bares clandestinos, gansterismo y diversión (bueno, también se produjo una gran depresión económica, por lo que diversión solo para el que pudiera permitírselo, claro).

En aquella época, se cree que un gran numero de familias acomodadas, que pasaban sus vacaciones en Florida (un lugar con muchos pantanos, y con mucha diversidad), siempre volvían a la gran Manzana con un curioso souvenir, un aligátor, que luego les regalaban a sus hijos para que los tuvieran de mascota (se ve que en aquella época no conocían los hámsteres).

Después cuando el animal era demasiado grande y peligroso para mantener lo tiraba por el retrete, y al parecer cuando el aligátor estaba en las alcantarillas, este podía vivir allí dentro feliz para siempre, alimentarse de los desperdicios humanos o ratas y también reproducirse.

A pesar de lo disparatada que parece la historia, hay muchas teorías que afirman o contradicen estos hechos. Por ejemplo hay quien afirma que los cocodrilos pueden vivir perfectamente en un lugar como las alcantarillas, ya que estas están aisladas del exterior, y estas poseen conducciones de vapor que de alguna forma son lo suficientemente buenas como para calentar algunos enclaves de las alcantarillas y que los cocodrilos puedan sobrevivir al frío invierno neoyorquino. Pero los biólogos expertos en este tipo de reptiles dicen que es imposible que estos animales puedan vivir sin tener contacto con la luz del Sol. Y a esto hay que añadirle otro matiz a la historia, y es que se dice que los cocodrilos que moran en las cloacas son albinos y ciegos, debido a la falta de luz solar. Pero esta historia también es falsa, ya que para que esto ocurra se necesitan miles de años de evolución, y es muy raro que se produzca una mutación así en muy poco tiempo.

Al mito hay que sumar los innumerables testimonios, los primeros datan del año 1935, cuando unos jóvenes que paseaban por la avenida 123, cerca del rio Harlem, no solo vieron salir al cocodrilo, si no que además lo golpearon hasta matarlo. Pero después lanzaron el cuerpo al rio, por lo que no hay pruebas.

1_small

En el libro The World Beneath the City se relata la historia de un posible exterminio realizado por los alcantarilleros utilizando cebos envenenados y hasta rifles del calibre .22, pero tampoco hay pruebas de esto. Y además, si tienes curiosidad puedes preguntarle a los propios trabajadores que se dedican al mantenimiento de las alcantarillas, y después de unas risas la respuesta siempre sera un “no” sincero.

Otro elemento importante que alimenta la credibilidad de esta historia es que los cocodrilos sobrevivieron a la extinción de los dinosaurios, y a un montón de desastres mundiales, y que tienen un sistema inmunológico muy resistente a las condiciones del agua de las alcantarillas.

Pero lo que descarta definitivamente esta historia es el tema de la alimentación. Y es que un cocodrilo no puede alimentarse solo de ratas o de desperdicios humanos, ya que necesita presas mas grandes y los desperdicios humanos no tienen apenas sustancias nutritivas necesarias para sobrevivir. Y aunque pudiera, tampoco podría cazar perros o gatos domésticos, ya que estos se encuentran en el exterior de las alcantarillas y en seguida serian vistos en plena calle, ya que Nueva York tiene las calles mas transitadas del mundo. Por no decir que para que una colonia de aligátores se pueda reproducir en las alcantarillas hacen falta tirar muchas parejas de machos y de hembras por el desagüe.

london-bridge_2286183k1

El caso es que esta historia se origino durante la ley seca, y en aquella época los locales que necesitaban alcohol tenían que llevarlo a escondidas por el alcantarillado. Lo que significa que lo mas probable es que la historia sea un mito inventado por los propios contrabandistas de alcohol para ahuyentar a los curiosos y a la policía. También podrían ser geckos o lagartijas, ya que la forma de estos es muy similar a la de los aligátores, y algunos pueden llegar a superar los 30 cm de longitud. Incluso hay geckos de color blanco que pueden ser fácilmente confundidos por crías de cocodrilo.

No me gustaría desmontar el mito del todo, siempre hay una pequeña posibilidad de que sea en parte cierto, pero soy un poco escéptico con esta historia, viendo las dificultades que tienen los cocodrilos para sobrevivir en la ciudad, creo que la historia no es mas que eso, una leyenda.